Trabajo de campo

Mamíferos

Con más de 5.400 especies reconocidas en 2005, los mamíferos constituyen uno de los grupos de animales más numerosos. Para estudiarlos, se utilizan técnicas de seguimiento muy diversas. A lo largo de mi trayectoria me he especializado en el estudio y seguimiento de mamíferos carnívoros, pequeños mamíferos y ungulados salvajes (artiodáctilos).

Los micromamíferos (órdenes insectívoros y roedores) son un grupo muy diverso entre los mamíferos, pero el tamaño pequeño y los hábitos discretos de la mayoría de especies los hacen pasar desapercibidos. Por ello, se han desarrollado diferentes técnicas de estudio que permiten detectar las especies, como el trampeo o el análisis de la dieta de los depredadores.

Los pequeños mamíferos son una pieza clave en la dinámica de los ecosistemas donde viven. Estos expresan un gran número de relaciones con otros grupos de organismos (presa principal para muchos carnívoros, predadores de invertebrados, grandes consumidores y dispersores de semillas, etc.) y tienen un rápida capacidad de respuesta demográfica a los cambios ambientales (sus poblaciones aumentan o disminuyen muy rápidamente). Por lo tanto, se les considera indicadores del estado de los ecosistemas y de la evolución de fenómenos generales como el cambio climático.

Los carnívoros son un grupo con grandes problemas de conservación y gestión en todo el mundo. Debido a su posición en la parte más alta de la red trófica, actúan como especies paraguas y juegan un papel clave en el rendimiento de los ecosistemas.

El estudio de las comunidades de mamíferos carnívoros es una tarea complicada por su carácter elusivo, la actividad nocturna y las grandes zonas de campeo que utilizan. A menudo existen en densidades extremadamente bajas, viven en áreas remotas y densamente vegetadas. Por ello, se utilizan técnicas de estudio diversas, desde las basadas en observaciones directas de los individuos en el medio (transectos nocturnos, estaciones de espera, fototrampeo) hasta las basadas en los rastros que dejan las diferentes especies (huellas, excrementos, madrigueras, etc.). Ambas técnicas (directas e indirectas) presentan ventajas e inconvenientes, y hay que combinarlas muchas veces para obtener un reflejo más aproximado de la composición de las comunidades de carnívoros.

Los artiodáctilos salvajes son importantes tanto por el riesgo de zoonosis como por su eventual papel en la epidemiología de ciertas patologías en la ganadería. Según los conocimientos actuales, las especies salvajes son más bien víctimas de infecciones contagiadas por rebaños domésticos que a la inversa. También son un grupo muy interesante, ya que muchas especies son de interés cinegético. En Cataluña, debido a la falta de predadores potenciales, los estudios que he realizado han sido sobre el aumento poblacional y la capacidad de carga ganadera, la conectividad entre poblaciones y la epidemiología.

Ictiofauna

Los sistemas fluviales acuáticos tienen una gran diversidad de hábitats. Mi experiencia es en ríos mediterráneos marcados por la estacionalidad (régimen fluvial muy variable). La mayor parte son ecosistemas altamente degradados, con gran influencia antrópica, construcción de infraestructuras que han modificado el curso natural del río, sobrepesca y especies exóticas introducidas y/o traslocadas, entre otras.

Los peces son indicadores biológicos, ya que reflejan el estado de calidad del sistema acuático y, por tanto, estudiando su composición, abundancia y estructura de edades se obtiene mucha información sobre el estado ecológico en que se encuentra el medio.

RPA y SIG

Los drones (RPA) son una herramienta muy eficaz y cada vez más utilizada para el estudio del medio natural y los proyectos de conservación. Ofrecen una mejor accesibilidad, disminuyen los riesgos y permiten reducir tiempos y costes. Mediante estos vehículos tripulados remotamente (RPA) se pueden recolectar datos para censos de fauna, seguimiento de especies invasoras, seguimiento de colonias de aves nidificantes en lugares de complicada detectabilidad o acceso, identificación de diferentes especies de aves, seguimiento de especies cinegéticas, localización de individuos radiomarcados, entre muchos otros usos. Finalmente, con el uso de los SIG se representa y evalúa la información obtenida en el campo.

Otros trabajos de campo...

También he trabajado con otros grupos animales. Haciendo anillamiento, hacking y seguimiento de aves, estudios y muestreos de las comunidades de anfibios y reptiles y mariposas, entre otros. Os dejo algunas de las fotografías seleccionadas a continuación.

Quien sobrevive no es el más fuerte ni el más inteligente,
sino el que se adapta mejor al cambio.

CHARLES DARWIN

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca